Blogia
Diario de un Turista

El amante de las flores

En las montañas de Valkeri
entre los pavorreales que se pavonean
encontré una flor
tan grande como mi cabeza
y cuando me estiré
para olerla
perdí el lóbulo de la oreja
parte de la nariz
un ojo
y la mitad de la cajetilla
de cigarrillos
regresé
al siguiente día
con la intención de cortar
aquella maldita cosa
pero la encontré
tan hermosa
que mejor
maté un
pavorreal.
(Bukowski)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

turista -

jose, creo que esa es la grandeza de bukowski (que se esta convirtiendo en mi poeta de cabecera. lastima no poder leerlo en su idioma), los contrastes.

jose -

Nunca imaginé tal delicadeza nacida de la pluma de Bukowski. Será una sensación mía y que en verdad la finura le viene por contraste.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres